El camino es la meta

Categoría: Projectos

Casa Robino

Una casa llena de viajeros durante cuatro años, desde principios de 2008 hasta finales de 2011. Esta era la Casa Robino. Una casa que prosperó gracias a la creatividad y la hospitalidad. Durmiendo con hasta veinte personas a la vez, una al lado de la otra, una encima de la otra. Comiendo juntos, buceando en la basura juntos, descubriendo la ciudad juntos, viviendo juntos.

La Casa Robino era un manicomio, lleno de caos. Pero al mismo tiempo era también una casa muy organizada. Todo era de forma voluntaria. Desde lavar los platos hasta pagar el alquiler. Era una anarquía organizada, un ejemplo práctico de vida voluntaria en una economía de regalos.

No había reglas fijas; había directrices. Las directrices se centraban en la hospitalidad. La primera era: como huésped ser un anfitrión. En otras palabras: todos son anfitriones de los demás y al mismo tiempo todos son huéspedes de los demás.

Así que esto significa que nos cuidamos unos a otros. En otras palabras: piensa en el otro antes de pensar en ti mismo. Porque si todo el mundo hace eso, siempre pensamos en el otro primero y por lo tanto nunca tienes que poner en primer lugar tus propios intereses. Los demás habrán pensado en tus intereses antes de que tú lo hagas.

Por supuesto, no siempre funcionó. A veces había demasiada gente nueva para transmitir la cultura lo suficientemente rápido. Y como resultado, la mayor parte de la carga recaía en los mismos hombros. Pero eso era parte del juego. Porque sabías si tarde o temprano los recién llegados lo entenderían, y se cocinarían o pasarían la aspiradora. Sólo tenías que encontrar la forma correcta de comunicar la cultura de la casa a los demás de una buena manera.

Y así surgió la cultura informal familiar de la hospitalidad, una cultura que se llevaba de uno a otro. Una cultura que se conoció como Casa y Base Nómada. Una cultura que hizo que la gente cambiara, de un hombre perezoso que no piensa por sí mismo, a un hombre activo que modela el mundo por sí mismo. Casa Robino resultó ser un diseño fantástico, un experimento anarquista exitoso.

Para más información: https://casarobino.org

Sin Dinero

dinero gratis

Hace ya más de siete años que viví una vida libre de dinero. De manera consciente y con total disposición decidí no usar dinero durante un año. Viajé de auto stop, recibiendo hospedaje y comida gratis de personas solidarias. Y mientras estaba en casa en Amsterdam, ofrecí lo mismo a los demás. Eso me permitió poder vivir fuera del sistema y crear una micro-sociedad que llamamos Casa Robino, fue una experiencia maravillosa.

Después de viajar sin dinero por diferentes partes del mundo empecé un sitio web en holandés contando mi experiencia y dando consejos sobre cómo vivir sin dinero. La pagina tuvo tanto éxito que muy pronto comenzamos el mismo proyecto pero en otros idiomas, incluyendo inglés, francés y español. Desde hace un año más o menos empezamos a desarrollar el sitio web sindinero.net, pero queríamos hacer algo más sofisticado y que se adaptara a la realidad de las personas de habla hispana. Entonces empezamos a añadir información relevante para las personas que viven en España y en Latinoamérica.

Con la ayuda de nuestro amigo Jorge, de México, agregamos mucho contenido sobre cómo sobrevivir en la calle, cómo encontrar lugares para dormir y cómo conseguir comida. Queremos llegar no solamente a las personas les gustan las alternativas al sistema actual, que buscan formas de escapar del mundo del dinero o que buscan una manera de co-crear un «mundo mejor», sino a las personas que fuera de su elección tienen que vivir con poco dinero. Por ello comenzamos a enfocar los contenidos para que puedan llegar tanto al primer grupo como al segundo.

Todo gratis

Además de esto, también cubrimos muchos otros temas relacionados al dinero. Tenemos información sobre cuentas bancarias gratuitas en diferentes partes del mundo. En España, por ejemplo, las cuentas bancarias forman un mercado muy competitivo e innovador con muchas cuentas bancarias gratuitas disponibles en línea. Al mismo tiempo, hay mucha gente que busca préstamos, tanto para invertir como por problemas de dinero. Nos hemos puesto el objetivo de ofrecer información crítica para ayudar a los visitantes que llegan a estas páginas para que puedan tomar mejores decisiones y mejorar sus vidas financieras. Los ingresos que obtenemos a través de estas páginas nos ayudan a expandir nuestros proyectos.

Estas páginas y categorías forman sus propios silos. Por ejemplo, las personas que viven una vida nómada o las personas que simplemente están buscando maneras de ahorrar dinero en su vida cotidiana puede que no estén interesadas en los préstamos, y definitivamente no queremos empujarles los productos financieros a la fuerza. Es por ello que a menos que estos visitantes comiencen a buscar ese tipo de contenido, no se les mostrará. Es decir, no promocionamos nada que no creamos que ayude a las personas.

Al mismo tiempo ofrecemos mucha información sobre diferentes formas de vida y alternativas financieras para las personas que están buscando préstamos de manera desesperada. Sabemos que estos préstamos pueden ser esclavizantes. Esta ecléctica mezcla de temas nos ofrece una oportunidad única para difundir información honesta y transparente sobre los productos financieros, a la vez que ampliamos nuestra visión de las posibilidades de vivir fuera del sistema y recrear otro mundo.

sin dinero

Hola Mundo!

Rodeado de niebla camino sobre grandes rocas a través de un océano de aves. Las grandes gaviotas vuelan en el aire, cientos a la vez. Pronto no puedo distinguirlas de las gotas de rocío, sólo por los gritos entiendo que todavía están cerca. Al final del camino llego a un faro y tomo el lugar favorito de los pájaros.

En la bahía a mi izquierda veo a los pescadores parados a lo largo del muelle junto a sus pequeños botes de pesca. Están reparando sus redes. Una artesanía. Pacientemente dejan entrar las agujas en la red y salen de nuevo; cosen los agujeros en las redes, todos los días de nuevo. Empiezan donde empiezan, no se saltan un agujero, hacen todo con rutina y precisión, y se paran donde terminan.

Cierro los ojos y estoy respirando. La calma se desata como la niebla y los pensamientos vuelan como los pájaros. Hay silencio. El tiempo sólo se mueve con mi propio aliento, pero por lo demás parece quedarse quieto.

Cuando abro los ojos de nuevo, miro a la bahía con más nitidez. La niebla es menos densa y la visibilidad es más abierta. Mis ojos se posan en un velero y lo sigo hasta el mar distante. Lentamente el barco desaparece, rodeado de agua y niebla; todo es azul e interminable.

El océano, más interminable que la tierra. Sus puntos más profundos se extienden más allá de los picos más altos donde podemos caminar. Un territorio virgen, lejos y sin embargo tan cerca.

Miro a la izquierda y veo los pequeños barcos de pesca de nuevo, más adentro de la bahía, más cerca de la playa. Es más silencioso de lo normal. Hoy en día la mayoría de ellos no pescaron, los barcos de carga en un mar brumoso son demasiado peligrosos.

Aquí todo se mueve por el día. Las ambiciones no van más allá de eso. ¿Y por qué debería ser más? Me levanto de nuevo, y dejo que mi mente se vaya. Vuelvo y me río: siento mis nalgas llenas de excrementos de pájaros.

© 2020 robino.co

Tema por Anders NorenArriba ↑